Open Challenge Triathlon

Prepara tu triathlon

Postres para runners

Siempre se trata a los postres como algo malo que se debe evitar, sobre todo las personas que quieren llevar una vida saludable. Pero un postre no tiene por que ser malo. Eligiendo los ingredientes adecuados se pueden elaborar dulces muy beneficiosos para la salud y adecuados para cualquier deportista. En este enlace tenéis muchos ejemplos de postres caseros deliciosos, y hoy os vamos a dejar varias recetas.

Galletas de avena, almendra y limón

Postres para runners

La harina de almendras proporciona el 50 % más de proteína que la harina blanca o integral, y tiene más magnesio, que ayuda con los calambres del músculo. Si no encuentras la harina de almendras en las tiendas, la puedes hacer tu mismo moliendo las almendras. La miel y el puré de manzana añaden dulzura natural y humedad, mientras que las semillas de chía aportan los ácidos grasos esenciales omega-3 (aquí tienes todos sus beneficios).

Elaboración:

Calienta el horno a 180 ºC. Mezcla 1 1/3 tazas de copos de avena, 1 taza de almendras, 1/3 de taza de semillas de chía, 3/4 de cucharadita de pimienta inglesa, 1/2 cucharadita de polvo de hornear, 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio y 1/4 cucharadita de sal. En otro bol mezcla 1/3 taza de miel, 1/3 taza de puré de manzana, 3 cucharadas de mantequilla derretida y la ralladura de 1 limón.

Vierte los ingredientes húmedos en los secos y revuélvelo todo hasta que se integren todos los ingredientes. Coge dos cucharadas de masa y deposítalo en una bandeja para horno engrasada. Aplana ligeramente cada montículo y hornéalo durante 14 minutos, o hasta los bordes estén dorados.

Brownies de terciopelo rojo

Achocolatados y aterciopelados, los brownies rojos son difíciles de resistir, hasta que te das cuenta de cuando colorante tienen. Olvídate de los colorantes y utiliza remolacha, que aporta un tinte rojo natural, humedad y dulzura, sin dominar el sabor. Además sus nitratos dilatan los vasos sanguíneos y aumentan el oxígeno de los músculos.

Sustituir la harina de trigo por harina de quinoa, da a los brownies un extra de proteínas, hierro, magnesio y fósforo, sin aportar gluten. Por otra parte, los antioxidantes del chocolate negro pueden mejorar la resistencia, mientras que las nueces contienen más anti-inflamatorios que otros frutos secos.

Elaboración:

Cocina 250 gr de remolacha al vapor hasta que esté tierna. Pícala finamente en una picadora. Calienta el horno a 180ºC.

En un recipiente, añade 3/4 tazas de café caliente, 170 gr de chocolate negro sin azúcar, 1/3 taza de cacao en polvo y 60 ml de aceite de girasol. Deja que repose durante 5 minutos. Añade el puré de remolacha, 2 huevos, 3/4 taza de azúcar y 2 cucharaditas de extracto de vainilla.

En otro recipiente, mezcla 3/4 tazas de harina de quinoa, 1 cucharadita de canela molida y jengibre, 1/2 cucharadita de polvo de hornear y 1/4 cucharadita de sal. mezcla los ingredientes secos y los húmedos y remueve todo. Incorpora 1/2 taza de nueces y vierte la mezcla en un molde cuadrado grande, previamente engrasado. Hornéalo durante 22 minutos, o hasta que esté firme.