Open Challenge Triathlon

Prepara tu triathlon

Running: entrenamientos en casa

El running siempre ha sido un deporte que practicar al aire libre, lo que no quiere decir que no se pueda practicar en casa. De hecho, hay muchos ejercicios específicos que puedes poner en práctica sin salir de casa.

Lo ideal es que tengas en casa una cinta de correr, para que puedas entrenar cuando hace mal tiempo. Combinar el asfalto con la cinta te proporcionará la experiencia necesaria para correr en cualquier superficie, ya que la cinta suele ser mucho más blanda. Puedes encontrar las mejores cintas de correr en Gangahogar.com.

Running: entrenamientos en casa

Con estos ejercicios, podrás desarrollar fuerza y resistencia, lo que te ayudará a evitar lesiones cuando corras. Muchos de estos ejercicios ayudan a desarrollar las fibras de contracción rápida en las piernas, lo que permite un arranque más rápido.

Balanceo de brazos

Mover los brazos correctamente durante la carrera, te ayudará a propulsar el cuerpo hacia adelante. El entrenamiento de los brazos se realiza de pie, con los con los pies juntos y alternando los brazos hacia adelante y hacia atrás, como si estuvieses corriendo.

La posición correcta sería con los codos en un ángulo de 90 grados. Mueve tu brazo derecho hacia adelante, hasta que el bíceps esté casi a la altura del hombro, y el puño esté relajado a nivel del ojo. A la vez, mueve el brazo izquierdo hacia atrás, de manera que el bíceps esté detrás de las costillas, y el antebrazo se salga del torso.

Para añadir algo de intensidad, puedes realizar este ejercicio sentado, o con unas pesas de 1 o 2 kilos para trabajar los hombros.

Trote

El trote estira los músculos y aumenta el tono muscular, a la vez que te ayuda a correr más rápido. Puedes hacerlo en una cinta de correr o en un patio. Eleva la rodilla hasta el nivel de la cadera hacia adelante. Practica este movimiento hasta que seas capaz de tocar el glúteo con los talones con cada subida de rodilla.

Sprint

El sprint ayudará a trabajar casi todos los músculos de la pierna, de manera que te moverás más rápido durante una carrera normal. Puedes practicar corriendo en casa; aunque necesitarás un espacio suficientemente grande para hacer el sprint.

Desde una posición de salida, corre al 95% durante 1 minuto, luego camina unos minutos. Haz 10 repeticiones antes de descansar.

Si quieres subir la intensidad, hazlo en una cuesta arriba o cuesta abajo, para trabajar diferentes músculos que corriendo en terreno plano.

Entradas y salidas

Una técnica clásica de desarrollo de la velocidad, son las entradas y salidas. Para ello es necesario marcar un área delimitada con diferentes conos o marcadores. El punto es correr a un 25% de tu velocidad máxima del primer cono al segundo para, a continuación, sprintar a toda velocidad hacia el primer cono. Repite este proceso dos veces, y luego ve caminando entre los conos para descansar.