Open Challenge Triathlon

Prepara tu triathlon

Salir a correr en ayunas ¿Si o no?

Me gustaría que hubiese una única respuesta para todos los runners, pero no la hay. Todos somos diferentes, y lo que funciona para uno, puede que no le venga bien a otro. Por eso, siempre recomiendo experimentar durante los entrenamientos y hacer un seguimiento de los resultados obtenidos. Así, con el tiempo, puedes desarrollar un planning que es óptimo para ti específicamente.

Pero centrándonos en el ayuno, si salimos a correr sin comer nada, estamos extendiendo el tiempo del ayuno y acortando el de las comidas. Este es un método muy común promovido en algunos libros de dietas, en el que hay que restringir la alimentación en un espacio de tiempo de 8 horas, con un ayuno de 16 horas. En otras palabras, se puede comer la misma cantidad de alimento en un periodo más corto.

Salir a correr en ayunas ¿Si o no?

Hay muchos artículos sobre la eficacia del ayuno intermitente. Algunos de sus beneficios, dicen, reducen la grasa, la inflamación y el hambre. Es justo mencionar que gran parte de los estudios que se han realizado han sido pruebas con animales, que aunque pueden ser útiles en la guía de conducta humana, no siempre son 100% válidos para todo el mundo.

Como cualquier otra tendencia, no va a funcionar en todos los casos, y hay que tener cuidado con estos nuevos regímenes cuando hay una carrera de por medio o trail.

No estoy en contra del ayuno, pero he visto deportistas que han sufrido haciendo estos métodos. Lo mejor es experimentar con lo que te funciona mejor.

El ayuno intermitente mientras estás entrenando, requiere que lleves una dieta saludable con una nutrición adecuada. Comer alimentos altamente procesados, comida rápida, azúcar y mucha cafeína, puede ocasionar una reducción del rendimiento y la salud.

Evítalo si estas embarazada, si tienes hipoglucemia o diabetes, si tienes mucho estrés o tienes desequilibrios hormonales.

Si vas a salir sin comer nada, es mejor hacerlo en temporada baja, o cuando el kilometraje y la intensidad está en su nivel más bajo. Pruébalo corriendo en diferentes intensidades, porque a algunos les va bien en carreras fáciles, pero no les va bien con entrenamientos de mayor intensidad.

Hay personas que recomiendan correr durante mucho tiempo en un estado ayuno, pero creo que no es buena idea si la carrera dura más de 90 minutos.

Si vas a desayunar antes del entrenamiento, hazlo con una comida que incluya proteínas y carbohidratos complejos, por ejemplo tortilla de verduras. Prueba varios desayunos diferentes y evalúa cómo te has sentido cada vez.

Si te das cuenta de que te sientes peor cuando te saltas el desayuno, empieza a probar otras fórmulas que funcionen mejor para ti. Por ejemplo, cenar más tarde y por la mañana comer un refrigerio de hidratos de carbono.

Si se trata de una carrera, lo mejor es tomar algo ligero. Por ejemplo, comer un plátano que tiene un alto contenido de agua, de esta manera se va a digerir más fácilmente y va a ser menos propenso a malestares estomacales.

Si es un entrenamiento de pocos minutos, quizás puedas ir en ayunas tranquilamente, pero para entrenamientos de más de 1 hora, es recomendable comer algo antes o llevar una barrita por si acaso.